La endocrinología es una ciencia que ha merecido el estudio de eminentes investigadores desde siglos pasados hasta el presente, ya que se intenta desentrañar la influencia enorme que tienen las glándulas endocrinas y sus hormonas en la conducta humana. Estas sustancias hormonas no solamente definen aspectos biológicos, sino además conductas psicológicas que le son inherentes.

LA GLÁNDULA PINEAL

Seguramente habrán leído o escuchado sobre esta glándula, pero probablemente no. Así que en el siguiente artículo se pretende dar a conocer no solo conocimientos científicos sino perspectivas y creencias espirituales y psíquicas de la influencia en el humano de esta pequeña glándula que se aloja dentro de nuestra cabeza.

Los científicos dicen…

La glándula pineal es una pequeña estructura de tan solo 5mm de diámetro, que en la gran mayoría de los vertebrados se encuentra ubicada en el techo del diencéfalo (directamente detrás de la nariz) su principal función es regulas los ritmos circadianos (sueño-vigilia u horas de luz-horas de oscuridad), secretor de melatonina, hormona con fuerte efecto sobre la acción gonadal, además efecto antioxidante, así como un importante rol inmunoprotector, también ha sido descrita en enfermedades degenerativas tales como Alzheimer.

En todos los seres humanos la glándula secreta melatonina; la cual su producción esta estimulada por la oscuridad e inhibida por la luz. La melatonina actúa como un reloj biológico, que regula el sueño-vigilia, retarda el proceso de envejecimiento y la regulación del crecimiento.

En los animales está relacionada con la función reproductora a través de su acción sobre la GnRH (hormona sexual), estimulándolos o inhibiéndolos en ciertas épocas del año. También interviene en la termorregulación estacional afectando a procesos de aletargamiento o hibernación, protege el recalentamiento e induce el sueño e hipo metabolismo. Afecta funciones como la muda de piel y plumaje.

También se hay estudios que demuestran que produce químicos neuromoduladores, llamados beta-carbolinas; estas son inhibidores de la MAO (monoamino-oxidasa) así como inhibidores de la re captación de serotonina; a lo que los médicos afirmamos que esta acción es la de los antidepresivos como el prozac.

Alguna evidencia también sugiere que la pineal puede fabricar una sustancia alucinógena llamada 5-Methoxydimethyyltryptamina (5-metoxi-DMT) a partir de la melatonina, lo cual es controversial y es motivo de análisis, sin embargo no en esta ocasión.

Por lo que la mística dice…

Para la ciencia moderna a cierta edad la Pineal pierde función y finaliza en una calcificación fisiológica, consignada a la papelera de reciclaje neurológica y considerando por la comunidad científica como un sobrante, un remanente de la evolución, el apéndice del cerebro; sin embargo hay creencias antiguas sobre el poder espiritual de esta magnífica glándula.

Fuel el filósofo René Descartes, quien se apropió de la idea de que la glándula pineal es el asiento del alma, un punto de encuentro único entre el cuerpo y el alma.

El taoísmo el lamaísmo, el hinduismo, el tantra- yoga, el budismo, el sufismo y el cristianismo primitivo, concedían y conceden gran importancia al buen funcionamiento de las glándulas endocrinas y a las posibilidades de regeneración espiritual que pueda llegar a obtener cualquier persona.

Los sabios orientales dicen que las secreciones endocrinas influyen también en la mente y que por medio de controlar la mente se pueden regular nuestras funciones hormonales.

Los yoguis de la India aseguran que la glándula pineal es la ventana al alma, el ojo de la polividencia, pero que el dogma científico ha hecho de este ojo, un ojo atrofiado; que mediante cierto entrenamiento especial podemos desarrollarla o descalcificarla y nos da la percepción del “ultra”

En estas culturas antiguas debido a su profundo conocimiento de la salud y de la vida los médicos podían curar enfermedades leves hasta severas, las cuales algunas hoy no tienen cura ni tratamiento.

Aunque no esté plenamente documentado, los campos magnéticos influyen en la glándula pineal, en su aumento en producción o calcificación. Incluso hay teorías de que toda enfermedad tiene un origen electromagnético. La ciencia de hoy dice que al ser ondas ionizantes no son nocivas. Hoy en día expuestos a: Wifi, alta tensión, repetidores móviles, GPS, satélites militares, microondas, móviles no podemos estar seguros. La investigadora Serena Roney-Dougal ha recolectado algunas de las investigaciones más convincentes dentro del medio biológico por el cual el flujo geomagnético de la tierra pudiera causar que la glándula pineal nos permita físicamente “sintonizarnos”.

Se procuró presentar todos los matices de esta glándula, respetando los conocimientos y creencias, y aunque haya mucho más por compartir, en este articuló solo se abarcaron rasgos escuetos y para conocimiento general. Se recomienda profundizar más el tema.

Mucha gente opina que ciencia y religión no pueden ir cogidos de la mano, y este es el primero de los errores, y así por último citar a un gran autor VM. Samael A. Weor. “Es preferible no sentar dogmas científicos y estudiar todos los conceptos en forma ecléctica y didáctica. La ciencia occidental no es toda la ciencia, es urgente también estudiar la ciencia oriental, necesitamos una cultura integral total. Negar conocimientos diferentes no es científico, es necesario analizar y estudiar”

6 consejos para tu salud

Así que independientemente de tus creencias les daremos simples consejos que no solo servirán para la salud pineal si no para la salud de todo el cuerpo:

  1. Reduce los haluros de tu consumo: estos son en forma de fluoruro, cloro y bromo, los cuales entran a tu cuerpo principalmente a través del agua que bebes y con la que te bañas. Pregunta en tu localidad si las aguas son limpiadas con estas sustancias. Asa como también puedes evitar el uso de pastas dentales que contengan fluoruro.

  2. Come orgánico: así eliminas de tu cuerpo los pesticidas, fungicidas y el mercurio (que mayormente viene en el pescado)

  3. Reduce el estrés: en el estrés se libera más cortisol y adrenalina, interrumpiendo la acción de las sustancias pineales. Conoce más sobre la meditación.

  4. Come cacao o chocolate oscuro: libres de lácteos y azucares ayuda a la decalcificación de la glándula.

  5. Cigarro el alcohol y otras drogas tienen diversos efectos malos para nuestro cuerpo, sin embargo son extremadamente perjudiciales sobre la salud pineal.

  6. Consume Cloruro de Magnesio, el cual no es un medicamento, es un compuesto químico que cumple funciones importantes en el organismo, especialmente en la relajación muscular y en la glándula pineal.

Encuentra doctores especialistas en findoctor

BIBLIOGRAFÍA

•ROA, I. & DEL SOL, M. Morfologia de la glándula pineal- Int. J Morphol, 32 (2) 2014

•VM An Weor, S. Nociones Fundamentales de Endocrinología y Criminología, AGEAC, Rumania, 2008.