1

¡Hola! te daré algunos consejos prácticos para cuidar y mantener bien tu yeso:

• El edema o inflamación causada por su lesión puede generar presión sobre su férula o yeso durante las primeras 48 a 72 horas. Esto puede causar la sensación de que la férula o el yeso están demasiado apretados o ajustados.

• En caso de botas de yeso NO las utilice para caminar o manejar. En todo momento debe usar muletas o silla de ruedas.

• Manténgalo siempre seco. La humedad y la suciedad pueden ablandarlo y hacer que sea un soporte ineficaz para tratar su lesión.

• Puede utilizar una bolsa de plástico o bien bolsas especiales resistentes al agua para mantenerlo seca mientras se ducha o baña.

• Mantenga seco el interior del yeso pero NO introduzca polvos de talco o cualquier sustancia húmeda.

2

• Mientras que una inmovilización de fibra de vidrio o plástico es más resistente al agua que el yeso clásico, el algodón utilizado en su interior no lo es, pudiendo causar (la humedad del mismo) irritación de la piel.

• NO retire el almohadillado de algodón de su interior.

• NO emplee objetos punzantes para rascarse.

• NO corte ni recorte los extremos del yeso.

• Inspeccione la piel alrededor de la inmovilización. Si ésta se torna roja o nota mal olor, contacte con su médico.

• Inspeccione el yeso regularmente. Si se rompe o aparecen áreas blandas, contacte con su médico.

• Nunca se quite un yeso por sí mismo(a), se puede cortar.

• Por último, proteja su inmovilización, pues ésta le está protegiendo la zona lesionada mientras cura.

¡Hasta la próxima!

Cualquier duda que tengas, puedes visitarme en la clínica:
https://www.findoctor.com/doctores/gabriel-orlando-chinchilla-e